Solicita una prueba gratuita de depilación láser diodo

Para todo tipo de pieles

Nuestras máquinas trabajan en pulsos cortos de 15 y 30 milisegundos, por debajo del tiempo de relajación térmica del pelo, consiguiendo un daño térmico en las células germinativas causantes del crecimiento del vello.

Con tonos claros como los tipos I, II y III, podremos ejercitar unas sesiones de depilación más extremas trabajando en pulsos cortos de 15 y 30 milisegundos, obteniendo resultados en hasta 4 sesiones.

Con tonos más oscuros, la eficacia se mantiene, aunque aumentando el número de sesiones, en pieles con alta densidad de melanina como los tipos IV, V y VI en los que deberemos trabajar en pulsos largos, de 100
a 400 milisegundos.

Para tu tratamiento de depilación láser…

Evitar la exposición directa a los rayos del sol, si la piel se ha bronceado en los 10 días anteriores a la sesión, ésta no se realizará. La razón es que, el láser, ataca a la melanina del folículo piloso, y la piel no puede tener melanina activada recientemente porque puede absorber la luz láser.

Mantener una profunda hidratación en las zonas que se vayan a depilar.

Evitar decolorar o arrancar el vello de raíz, en su defecto rasurar la zona.
De lo contrario, el folículo no estaría presente en la sesión y sería ineficaz.

Se recomienda no tomar el sol pasados 10 días de la sesión. La exposición solar después de la sesión láser se puede realizar en el momento en que la piel no tenga ninguna alteración, rojez o irritación provocada por la
depilación.

Aplicar un protector solar mínimo de FPS30 antes y después de la sesión, especialmente en la zona facial.

Puede hacer vida normal, ejercicio físico, ducharse y lavar la zona tratada, aunque deberá hacerse con suavidad y cuidado para no incrementar la inflamación enrojecimiento que se produce debido al tratamiento.
Evite acudir a la sauna o el agua muy caliente en el baño hasta pasadas 24 horas.

Beneficios de la depilación definitiva con láser de diodo

N

Uno de los beneficios de la depilación láser es que nos permite eliminar hasta el 90% del vello de las zonas tratadas después de 8 a 12 sesiones.

N

Practicidad y comodidad del cliente que no debe pensar en depilarse cada 15 días. El efecto de la depilación láser es prolongado en el tiempo y se logra la eliminación definitiva de gran parte del vello de las zonas tratadas.

N

No estimula el crecimiento del vello, y a su vez, evitamos las alteraciones a nivel del folículo piloso, como sucede con la cera o el rasurado, por la práctica de la depilación en cortos periodos de tiempo, de esta manera, con la depilación láser la piel sufre menos dichos efectos, llegando a desaparecer cuando hemos eliminado de forma definitiva el pelo.

N

Beneficioso para la eliminación del pelo en todos los fototipos de piel (desde la piel clara, intermedia y bronceada hasta la piel negra).

N

La longitud de onda más larga llega a mayor profundidad y es más segura en la piel.

N

Procedimiento prácticamente indoloro debido al sistema de refrigeración por zafiro que alcanza la temperatura de 0ºC – 0,5ºC.

N

Después del tratamiento completo de la depilación láser, la piel luce más suave e hidratada.